Victoria Damas de Aysa inauguró el taller de Risoterapia “Potenciando mi Felicidad”.

El DIF Estatal reconoce el compromiso y la importancia de brindarle a sus servidoras y servidores públicos las herramientas necesarias para generar en cada uno estrategias de afrontamiento, que permitan como equipo de trabajo prevenir, detectar o atenderse, ante cualquier situación, el desgaste laboral que enfrente, con este deber la presidenta del Patronato del DIF Estatal, Victoria Damas de Aysa inauguró el taller de Risoterapia “Potenciando mi Felicidad”.

“El humor y la risa, son dos expresiones humanas que alivian nuestra carga emocional, necesitamos liberarlas de la mejor forma, dejando que el corazón se fortalezca con una buena dosis de alegría y convivencia, por ello, consideramos necesario incorporar la técnica de Risoterapia, como un ejercicio de capacitación grupal, que podremos aplicar a nuestra labor asistencial”, indicó Damas de Aysa.

Dirigido al personal de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PNNA), el objetivo del taller se basó en el aprendizaje de una técnica de promoción del bienestar emocional y psicológico, que ayuda a mejorar el rendimiento personal en todas las esferas del individuo, utilizando el recurso de las técnicas de respiración yóguica y la risoterapia, impartido por el psicólogo Carlos Efrén Huitz Uc, tallerista y docente de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC).

Por su parte, la directora de la Facultad de Humanidades de la UAC, Luz Virginia Pacheco Quijano se dirigió a Damas de Aysa destacando “su gran labor humanística y su compromiso con la comunidad, así como los esfuerzos visibles que realiza cumpliendo dignamente con su función social como presidenta del Patronato del Sistema DIF Estatal, particularmente le agradezco su coherencia del ser, su coherencia en el pensar, en el sentir y en el actuar”.

Los principales beneficios psicológicos y sociales de la risa y el humor, son que reduce la ansiedad y el estrés, alivia los síntomas de la depresión, distrae de preocupaciones, corta los pensamientos negativos, refuerza la autoestima, ayuda a afrontar positivamente los problemas cotidianos, potencia las capacidades intelectuales, permite estrechar relaciones, facilita la comunicación entre las personas, ayuda a prevenir conflictos y hace disminuir los niveles de agresividad, aseguró el ponente.

Al evento que se llevó a cabo en el salón “Lilia Reyes de López Hernández” de la Mansión Carvajal asistieron, Sonia María Castilla Treviño, directora general del SEDIF y Teresita de Atocha Rodríguez Chi, Procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PNNA).